Entierros ecológicos: entrevista con Rosie Iman-Cook

En el Reino Unido los funerales ecológicos es una modalidad de entierro plenamente consolidada. Hace más de 25 años que se empezó un movimiento social y ecológico que quería transformar la industria funeraria. Estos nuevos agentes querían que las funerarias se abrieran a nuevas prácticas más sostenibles para los sitios. Además ofrecer una mayor diversidad de servicios al cliente.

Este movimiento rápidamente cogió la forma de una organización sin ánimo de lucro, que pudiera ofrecer todo tipo de asesoramiento a los profesionales, para dar la mejor experiencia posible a la hora de organizar un ecofuneral. Fue en 1991 cuando se fundó el Natural Death Centre. Desde entonces han logrado transformar una de las industrias más opacas en una institución mucho más transparente y que se pone al servicio de la gente. Y su ejemplo ha servido para que en otros países europeos hagan lo mismo e implanten la opción de los entierros ecológicos. Hablamos con Rosie Inman-Cook, quien está al cargo de esta organización y la de la Association of Natural Burial Grounds, la organización que agrupa y asesora a todos los cementerios ecológicos.

El inicio de Natural Death Centre

entierros tradicionales ecofuneralesEcofunerales– En la década de los ’90 la industria funeraria en el Reino Unido empezó a abrirse y eso fue en parte por el Natural Death Centre. ¿Cómo empezó todo? 

Rosie Inman-Cook– El NDC fue creado por un grupo de amigos a principios de la década de 1990. Se dieron cuenta de que tenía que haber una organización que desmitificara el concepto de tienda cerrada con la que se asociaba la industria funeraria durante más de cien años. Querían informar, empoderar y educar al público sobre sus derechos y limitaciones legales (que resultó que prácticamente no existían).

Con los años la organización ha ido definiendo sus objetivos y su funcionalidad. Ahora aquellos que consultan el NDC lo hacen en busca de información sobre alternativas funerarias a los entierros tradicionales o de cremación. De esta manera han desmitificado el funeral tradicional, alentando a miles de familias a celebrar el tipo de funeral que querían y ayudando a crear la oportunidad para que surjan nuevos rituales funerarios, impulsando por encima de todo el entierro natural como una opción más sostenible.

EF– Cómo terminas formando parte de este movimiento y como llegas a dirigirlo?

RIC– Recibí un gran apoyo del NDC y la Association of Natural Burial Grounds cuando creé en el 2000 el South Downs Natural Burial Site, uno cementerio natural en Hampshire. Al momento aprecié la importancia crucial del trabajo que realizaba la organización benéfica y fui una más. Cuando en 2007 la organización tuvo dificultades financieras y los fideicomisarios estaban considerando cerrar el proyecto, di un paso adelante. Comencé a administrar la organización desde mi casa, cerrando la oficina de Londres en el proceso para ahorrar dinero. Cinco años después estaba en una situación mucho más saludable y publicamos la edición 5 de nuestro icónico Death Handbook, una especie de manual que asesora a aquellos que deben cuidar alguien que se está muriendo o sobre las distintas opciones de un funeral. Este manual está repleto de información intemporal que ha ayudado a cambiar la forma en que vemos la muerte. Un trabajo innovador que inspira y capacita a las familias de toda Inglaterra.

Cientos de miembros de la Sociedad apoyan nuestro trabajo

EF– La organización se sustenta con donaciones. ¿Cuántos donantes hay?

RIC– Tenemos varios cientos de miembros de la Sociedad que apoyan nuestro trabajo con una pequeña donación mensual. También recibimos donaciones voluntarias de familias a las que hemos ayudado.

EC– ¿La sociedad inglesa es receptiva a este movimiento? ¿La gente sabe lo que es una funeraria ecológica o todavía hay que hacer mucha pedagogía?

RIC– Sí y no, las cosas han avanzado tremendamente en los últimos 20 años. El público, en general, es muy receptivo y una vez que han experimentado un entierro verde, al asistir a un funeral ecológico, por ejemplo, la mayoría queda gratamente sorprendida y «abre los ojos», por así decirlo. Pero a pesar de todo, la industria funeraria convencional sigue siendo muy resistente al cambio. Especialmente si hacer algo nuevo lleva más tiempo y, por lo tanto, no es tan eficiente y rentable.

Association of Natural Burial Grounds

Entierros ecológicos: entrevista con Rosie Iman-Cook
Del
Natural Death Centre nació otra asociación, la Association of Natural Burial Grounds, creada el 1994 con la intención de unificar un sector profesional y promocionarlo. La asociación ayuda a sus miembros a que puedan crear nuevos cementerios naturales, orientan a los operadores existentes y representan a todos ellos delante de las distintas administraciones y gobiernos.

EC– La ANBG establece unos estándares que deben seguir todas las funerarias ecológicas en el país. ¿Cuáles son estos estándares? 

RIC– El objetivo de la ANBG es extender la red de sitios de primer nivel en todo el Reino Unido y más allá. A diferencia del Green Burial Council en EE.UU. -asociación americana que agrupa todas las funerarias ecológicas-, damos la bienvenida a la variedad y no deseamos ver un producto homogeneizado. Por lo tanto, agradecemos la variedad que refleja la visión y la pasión de los propietarios/gerentes individuales de cada sitio. Después de todo, lo que sirve para una familia puede no hacerlo la siguiente.

Por ejemplo, algunas funerarias plantan árboles fúnebres, encima de las tumbas, y permiten pequeños marcadores, otros sitios pueden dar un uso agrícola de la tierra y no tienen marcas de tumbas. Algunos permitirán que se dejen flores, otros no, etc. Algunos aceptarán restos cremados, otros cuerpos enteros solamente. Sin embargo, sí que hay unos estándares básicos que acostumbran a cumplir todos los miembros de la asociación:

  • No se aplica ningún tipo de proceso de embalsamamiento sobre los cuerpos.
  • Los ataúdes o cubiertas son biodegradables. Y se trata de que estos hayan sido producidos localmente y de forma sostenible.
  • No se deben enterrar objetos de plástico o tóxicos con el cuerpo.
  • Se fomenta el uso de tributos florales locales de temporada que no estén hechos de espuma o envueltos en celofán.
  • Los entierros deben ser poco profundos.
  • La lápida no debe ser importada, sino local. Aunque en muchos casos se optará por no recomendar el uso de esta. 
  • Se tendrá en cuenta la trabajo que se hará sobre el suelo, en beneficio de la vida silvestre y sin jardinería.

Actualmente hay 350 cementerios ecológicos en Gran Bretaña

EF– ¿Cuántos cementerios ecológicos hay actualmente en Gran Bretaña?

RIC– 350. Sin embargo, la mitad de estos son rincones ‘verdes’ de los cementerios tradicionales operados por los consejos locales. La mayoría de estos están mal administrados y no tienen la capacidad de comprender y mantener nuestros requisitos estrictos. Los mejores son de propiedad privada y algunos diversifican su actividad agrícola con este servicio.

Legislación para los entierros ecológicos

Aunque la industria funeraria sea resistente a los cambios y no quiera promocionar estos entierros naturales, la Administración británica si que ha escuchado las peticiones del DNC de regular esta actividad profesional y dos veces al año dan forma al Grupo Asesor de Entierros y Cementerios que se reúne en el Ministerio de Justicia dos veces al año.

EF– ¿Qué tipo de regulación existe? 

RIC– Todos los sitios deben obtener un permiso de desplazamiento antes de poder abrir. Los grandes obstáculos para conseguir este permiso son:

  • La agencia ambiental, que se preocupa por la protección del agua subterránea.
  • La agencia de carreteras que quiere saber que las personas pueden llegar de manera segura al sitio sin causar accidentes o atascos.
  • El arqueólogo del condado querrá asegurarse de que la excavación de tumbas no dañará posibles restos antiguos que se puedan encontrar.
  • Los responsables de paisajismo y ecología querrán saber que el paisaje no se modificará de manera negativa ni se dañará. Cualquier fauna existente está protegida.

Las personas tienen más conciencia ecológica

EF– ¿Cuál es el futuro de los funerales ecológicos? ¿Crees que las personas tienen cada vez más conciencia ecológica y que habrá más y más demanda de estos funerales? 

RIC– Sí, esperamos que, como nunca antes, las personas estén considerando el impacto que tienen como individuos en el clima. Esperamos que comprendan que la incineración no es la opción socialmente responsable que alguna vez se pensó que era.

 

También te puede interesar...

Una iniciativa de

Terra Fundación
Fundación Tierra es una ONG ambiental independiente y sin ánimo de lucro, implicada en el cambio de hábitos. Desde 2005 divulga conocimiento sobre ecología funeraria, analiza el impacto ambiental del sector en España y desarrolla certificaciones ecológicas para productos funerarios.​
DKV Salud y bienestar
DKV es la única compañía que ofrece un seguro de decesos ecológico en España. Desde 2012 fomenta la innovación ambiental en el sector funerario, exigiendo a sus proveedores el cumplimiento de requisitos ambientales. También promueve la planificación del sepelio entre sus asegurados.