Cementerios naturales

Los cementerios naturales son aquellos en los que se practican funerales ambientalmente responsables. Este tipo de cementerios se basan en el precepto atemporal “tierra a la tierra”.

Los cementerios naturales son aquellos en los que se practican funerales ambientalmente responsables. Este tipo de cementerios se basan en el precepto atemporal “tierra a la tierra”. Apoyan que el cuerpo de los difuntos debe descomponerse en la tierra de forma natural para contribuir a fertilizar nuevas vidas.

Los cementerios naturales, aunque se conciben como zonas memoriales, están protegidos y los símbolos funerarios son mínimos. En su lugar, se potencian los aspectos paisajísticos y ecológicos, para así garantizar la conservación de la biodiversidad de cada lugar.

El objetivo de los cementerios verdes o naturales es preservar entornos y ecosistemas naturales, evitando al máximo la intervención humana. Estos cementerios se convierten en una buena forma de garantizar una conservación de los paisajes de nuestro entorno.

Los principios que debe cumplir un cementerio para considerarse natural

El entierro tiene que hacerse directamente en la tierra

En los entierros de los cementerios naturales, los cuerpos de los difuntos se entierran directamente en la tierra. Normalmente, estos se envuelven en un sudario de fibras naturales o bien en un ataúd de materiales como el cartón o las fibras vegetales, 100% biodegradables.

Encima de las fosas de los cementerios naturales no se colocan losas ni de hormigón ni de otro material que no sea respetuoso con el medioambiente. Este tipo de entierros están más pensados para que los familiares puedan recordar al difunto por todo el entorno natural del lugar, más que por la zona precisa de reposo.

entierro natural

El cuerpo del difunto no tiene que estar embalsamado

El cuerpo humano es 100% biodegradable. La descomposición en materia orgánica es la forma en que la naturaleza recicla un cuerpo. Si se practican intervenciones tanatoprácticas o embalsamamientos con formaldehído estamos llenando la tierra de productos tóxicos. Es por ese motivo que en los cementerios naturales no se permiten los productos conservantes tóxicos en los difuntos.

La zona de entierro se tiene que restaurar y conservar según el entorno

Una vez completado el entierro y pasados unos meses, en los cementerios verdes se restaura la superficie de cada tumba con plantas autóctonas. Se diseña el cementerio con senderos y bancos para que los familiares puedan recordar a sus difuntos, pero siempre manteniendo el paisaje y el ecosistema local.

El monumento es el espacio natural

En los cementerios verdes no se usan monumentos funerarios individuales, sino que se apuesta por la conmemoración comunal. Se entiende que el recuerdo de alguien no viene por una inscripción en mármol sobre un hueco forrado de hormigón. Así, el mejor recuerdo es el que se asocia con el entorno natural en su conjunto, con su belleza y su biodiversidad.

La idea del cementerio natural es que la esencia del cuerpo del difunto se incorpora a la fertilidad y los ciclos ecológicos de la tierra y es este su mejor monumento.

Se tiene que optimizar el uso de la tierra

Los cementerios naturales se planifican para hacer un uso óptimo de la tierra y sus recursos. En un cementerio natural los elementos de diseño que ocupan el paisaje silvestre son mínimos. Haciéndolo así se consigue que un cementerio natural pueda albergar más entierros en una misma área que un cementerio convencional.

cementerios verde

¿Existen cementerios naturales en España?

Actualmente el cementerio natural no abunda en España. Estos cementerios existen básicamente de forma legal en los países anglosajones: Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia. Tímidamente, pero, empiezan a implantarse fuera de estos países como es el caso del cementerio de Niort, en Francia.

La existencia de los cementerios naturales está ligada a una legislación que no obligue al entierro inmediato, como sucede en España y que, por lo tanto, se pueda planificar la ceremonia. En los países anglosajones los cementerios verdes existen porque hay la conciencia social  que la ceremonia funeraria puede llevar un tiempo.

entierro verde

¿De donde nació la idea de los cementerios naturales?

El Reino Unido, pionero en cementerios naturales

A principios de la década de los 90 en el Reino Unido había una elevada tasa de cremaciones, lo que representaba una alta contaminación ambiental. Los servicios funerarios convencionales ofrecían un servicio incompatible con la sensibilidad ambiental de muchas personas.

En esta misma época, además, había mucha especulación con los paisajes naturales y los ambientalistas buscaban formas de conservar algunas de estas áreas naturales clave para la biodiversidad.

De aquí nació la idea del cementerio natural: un espacio memorial que permite reducir la cantidad de cremaciones y contribuye a la conservación de los paisajes naturales.

Sentando las bases de los cementerios naturales

En 1991 nació el Natural Death Centre, una entidad que definió cómo debían ser los cementerios naturales e impulsó los protocolos de las ceremonias funerarias ecológicas.

Desde entonces, los entierros en cementerios naturales han sido ampliamente adoptados en el Reino Unido. Actualmente hay más de 250 cementerios verdes en todo el país. Tal y como matizamos anteriormente, esta práctica ha sido muy bien vista por otros países anglosajones y la han implantado en su propio territorio.

Actualmente el Natural Death Centre organiza un certamen anual sobre las iniciativas ecológicas más destacables en el ámbito funerario.

cementerio verde

Cuatro razones por las que deberíamos impulsar los cementerios naturales

La existencia de los cementerios naturales es símbolo de innovación socioecológica y cultural y vale la pena por muchos motivos.

A continuación te damos cuatro razones por las que deberíamos impulsar los cementerios naturales:

Es la opción de menor huella ecológica

El entierro verde directo al suelo con mortaja o ataúd vegetal es la opción más sostenible, de menos impacto ecológico. Permite conservar paisajes naturales, al no comprarse espacios funerarios, y hace que se puedan acoger más entierros. Además, cuestiona los productos y componentes químicos que se usan en las ceremonias funerarias actuales, que son insostenibles.

En un entierro verde se hace un uso ecológico de la tierra y es una opción de baja huella de carbono. En definitiva, es un acto de responsabilidad personal al final de la vida en el planeta que nos ha acogido.

Es una manera de volver a nuestros orígenes

El entierro directo al suelo es la manera como la humanidad ha despedido a sus seres queridos desde hace miles de años. De hecho, este acto es reconocido como uno de los primeros rituales de la civilización humana. Las primeras tumbas se remontan a 62.000 años atrás y pertenecían a los neardentales de la cueva de Shanidar, en el norte de Iraq.

Los entierros en cementerios naturales, con una mínima pero digna preparación del difunto, y su colocación directa en el suelo, es la mejor manera de contribuir a la preservación de la naturaleza y volver a los orígenes.

Tiene un precio asequible

Aunque el precio no suele ser el factor que hace a las personas decantarse por un entierro natural, sí que cabe destacar que este suele ser más económico. Los productos simples, naturales y biodegradables son menos caros que los convencionales. Además, evitar losas, esculturas o grabados innecesarios hará también disminuir el precio del funeral.

Aun así, también debemos tener en cuenta que los cementerios naturales ofrecen servicios que pueden elevar el presupuesto, como el transporte del féretro en vehículo eléctrico o carro.

cementerio natural

Es para todo el mundo

Los entierros verdes son una tendencia en constante crecimiento. Cada día hay más personas que son conscientes de la necesidad de minimizar la huella ecológica que dejamos. El entierro en un cementerio verde se convierte en una opción responsable y comprometida con la salud del planeta.

 

Una iniciativa de

Terra Fundación
Fundación Tierra es una ONG ambiental independiente y sin ánimo de lucro, implicada en el cambio de hábitos. Desde 2005 divulga conocimiento sobre ecología funeraria, analiza el impacto ambiental del sector en España y desarrolla certificaciones ecológicas para productos funerarios.​
DKV Salud y bienestar
DKV es la única compañía que ofrece un seguro de decesos ecológico en España. Desde 2012 fomenta la innovación ambiental en el sector funerario, exigiendo a sus proveedores el cumplimiento de requisitos ambientales. También promueve la planificación del sepelio entre sus asegurados.