Hara-kiri: Muerte de un samurai
Título original: Ichimei
Director: Takashi Miike
Reparto: Ebizô Ichikawa , Kôji Yakusho , Eita, Hikari Mitsushima, Naoto Takenaka
Año: 2011
País: Japón
Duración: 126 min
Género: Drama
Fotografía: Kazuko Kurosawa
Música: Ryûichi Sakamoto
Montaje: Kenji Yamasahita
Producción: Toshiaki Nakazawa, Jeremy Thomas
Estreno en España: Agosto de 2012
Distribución: Avalon
Disponible en:

La historia está ambientada en una época de paz, en la que los samuráis se quedaron sin trabajo (y por tanto sin dinero) y se presentaban en las casas de los señores feudales pidiéndoles permiso para practicarse el hara-kiri y así morir con dignidad. Cabe destacar que en japonés hara-kiri no se usa comúnmente, ya que tal término es considerado vulgar y grotesco). El término que se utiliza es Seppuku. 

El Seppuku era una práctica común entre los samuráis, pero a la que sólo se podía recurrir en determinadas circunstancias perfectamente prescritas: vengar a los amigos, pagar un crimen o evitar el deshonor, entre otras. Era un modo de acabar con la vida de manera honrosa.  De igual manera que los antiguos griegos, su ideal consistía en «vivir bellamente y morir de manera hermosa». De ahí la adopción del capullo de cerezo como emblema del samurái: es bello y efímero.

En la película, un samurái, de nombre Hanshiro, pide llevar a cabo ese suicidio ritual en la residencia del clan Li. Pero el líder del clan intenta hacerlo desistir de su idea contándole la trágica historia de un joven ronin, que tres meses antes había llegado a ese lugar con las mismas intenciones. En aquella ocasión, le ayudaron a practicar el sepukku, obligando al joven a suicidarse con una espada de bambú, puesto que había tenido que vender su espada de verdad (la posesión de mayor valor de un samurái) para mantener a su familia. 

A pesar de la dureza de la historia que le relatan, Hanshiro insiste en practicar el suicidio ritual y pide el apoyo de tres asistentes. Pero llegado el momento, ninguno de los tres aparece. Curiosamente, fueron los mismos que ya participaron en el hara-kiri del joven ronin, con lo que el señor de la casa sospecha de las verdaderas intenciones del misterioso samurái. Unas intenciones que están relacionadas con el ronin fallecido, y que no tardarán mucho en revelarse.

En definitiva, la película es un relato crudo y doloroso dividido en tres actos perfectamente diferenciados. El primero, como introducción, nos narra la llegada de Hanshiro a la residencia del clan Li, donde predomina la intriga y la dureza de las acciones. El segundo constituye la parte central del film, en la que se profundiza en la vida de Hanshiro y sus seres queridos. Finalmente, el tercer acto es el desenlace, donde se nos presenta la figura del samurái como un guerrero dispuesto a luchar por sus ideales, defender sus creencias y entregar su vida si fuese necesario.

Artículos recientes

cenizas mar ecofunerales

Desde Cenizas en el mar ayudamos a regenerar la flora

La muerte debe retornarnos a la tierra. Formamos parte del ciclo natural y así debe ser. Pero con la incineración de nuestros cuerpos y la reducción de éstos a cenizas se plantearon una serie de alternativas de enterramiento. Si uno quisiera, podría optar para que lanzarán sus cenizas al mar.

Leer más ›

Una iniciativa de

Terra Fundación
Fundación Tierra es una ONG ambiental independiente y sin ánimo de lucro, implicada en el cambio de hábitos. Desde 2005 divulga conocimiento sobre ecología funeraria, analiza el impacto ambiental del sector en España y desarrolla certificaciones ecológicas para productos funerarios.​
DKV Salud y bienestar
DKV es la única compañía que ofrece un seguro de decesos ecológico en España. Desde 2012 fomenta la innovación ambiental en el sector funerario, exigiendo a sus proveedores el cumplimiento de requisitos ambientales. También promueve la planificación del sepelio entre sus asegurados.