Un cementerio verde en París

En la región de Île-de-France, en el departamento de Ivry-sur-Seine hay un cementerio verde que permite entierros ecológicos. Allí no encontrarás lápidas ni grandes mausoleos, sino una retahíla de cruces de madera clavadas sobre un manto verde. Se trata de otra iniciativa que suma un poquito más en la lucha contra el cambio climático. O así lo cree vehementemente Pénélope Komités, vicealcaldesa del pueblo y responsable de los servicios funerarios. Y una de las personas que empezó este proyecto. Con intención de ofrecer a los parisinos un sitio donde enterrar a sus seres queridos reduciendo al máximo la huella de carbono. Un sitio limpio y verde para recordar a los difuntos que yacen en armonía con la naturaleza.

Cementerio Niort - cementerio Verde

Cementerios verdes en Francia

El cementerio verde de París no es el primer cementerio ecológico en Francia. Desde 2014 en la ciudad de Niort (Deux-Sèvres) hay un cementerio verde que es un referente en Francia. Tiene 4’5 hectáreas de terreno verde sin apenas ninguna construcción. Pero en este caso el recordatorio de los allí yacentes no es ni con una lápida ni con una cruz, sino con una sencilla piedra.

En esencia Niort e Ivry-sur-Seine persiguen el mismo objetivo: minimizar el impacto medioambiental en algo que es ley de vida: nuestro entierro. Y que nos permite afrontar ese último paso con responsabilidad, dejando escrito el deseo de un entierro ecológico. Lamentablemente tenemos un estilo de vida que deja huella en el planeta, al menos que con tu propia muerte no contribuyas más al deterioro del planeta, ¿no?

En Gran Bretaña hay ya desde hace años una cierta tradición en enterrar a los difuntos de manera 100% sostenible, sin dejar marca, ni huella de carbono. Allí mueren al año 800.000 es decir que para enterrar a los muertos no incinerados llenan hasta 560 campos de fútbol. En el caso de Francia no hay datos oficiales, pero seguro que serán muchos más.

Y como la conciencia medioambiental está cada vez más extendida, han añadido estas 150 parcelas de entierros verdes en el cementerio de Ivry-sur-Seine, el mayor cementerio de París.

Características de un cementerio verde

Todo en un cementerio ecológico debe ser biodegradable. Es la regla número uno. Inquebrantable. Por eso, los ataúdes y las urnas deben estar hechas de cartón o madera sin barnizar y de origen local.

Por supuesto, el fallecido estará de acuerdo en que no se le aplicará ninguna técnica de conservación química, ni embalsamiento ni tanatopraxia. “El cuerpo del difunto no debe someterse a un tratamiento de tanatopraxia. Debe descansar en un ataúd de cartón o madera local sin tratar, y solo se acepta una estela de madera”, explica Pénélope Komitès. El difunto será enterrado en telas de fibras naturales, el sudario como se le conoce.

Además, las tumbas del cementerio verde se cavan a mano para limitar el uso de maquinaria.

Para algunos puede parecer un disparate, para otros una moda pasajera, pero lo de que un entierro tradicional contamina es una gran verdad. Según el estudio realizado en el 2017 realizado por la Fundación de Servicios Funerarios, ha pedido de la Ciudad de París. Se determinó que los entierros tradicionales generan, en promedio, 833 kilogramos (o casi 1 tonelada) de dióxido de carbono, casi el equivalente a un vuelo de ida y vuelta entre París y Nueva York.

Por otro lado, la cremación implica la producción de 233 kilogramos de CO2. En cambio, el impacto medioambiental se reduce considerablemente en un entierro verde, pues se contabiliza un gasto de 182 kilogramos.

Cabe remarcar que un entierro verde no será siempre del todo verde. Pues si la familia escoge la construcción de una bóveda y de una estatua como monumento, a menudo importado del sudeste asiático, el impacto medioambiental equivale a cinco cremaciones.

Por eso lo mejor es la opción que se propone en Ivry-sur-Seine. Donde todos los “inquilinos” descansan bajo una simple cruz de madera.

El cementerio verde de París 

Esta parte del cementerio verde de Ivry-sur-Seine permite funerales ecológicos es un gran jardín. Tiene un área llena de césped, desde donde se clavan todas estas cruces bien hechas y pulidas en vez de lápidas, gravas y caminos de hormigón densamente dispuestos. Este cementerio emula en cierto sentido, la forma de los cementerios americanos.

Cabe decir que se han realizado muy pocos entierros ecológicos en Ivry-sur-Seine (abrieron el pasado 29 de agosto). De las 157 plazas dispuestas, de momento solo se han ocupado dos cruces. Y es que según Sylvain Ecole, jefa del departamento de cementerios de París, “El espacio aún no ha encontrado su propio ritmo, es necesario que la gente lo conozca. Es un poco pronto para hacer una evaluación”. Pero están seguros del éxito de la propuesta y por eso tienen planteada la propuesta de abrir 2.000 parcelas verdes, nuevas, para el próximo 2020.

 

Una iniciativa de

Terra Fundación
Fundación Tierra es una ONG ambiental independiente y sin ánimo de lucro, implicada en el cambio de hábitos. Desde 2005 divulga conocimiento sobre ecología funeraria, analiza el impacto ambiental del sector en España y desarrolla certificaciones ecológicas para productos funerarios.​
DKV Salud y bienestar
DKV es la única compañía que ofrece un seguro de decesos ecológico en España. Desde 2012 fomenta la innovación ambiental en el sector funerario, exigiendo a sus proveedores el cumplimiento de requisitos ambientales. También promueve la planificación del sepelio entre sus asegurados.