Las familias piden una ceremonia más cariñosa para la despedida

El mar inspira a mucha gente de tal manera que sienten que están en comunión con él. Hay personas que al lado del mar nos sentimos más completos. Así pues, no es de extrañar que, a la muerte, estas personas quieran regresar al medio que más los ha acompañado. Pero esparcir las cenizas en el mar no es tan fácil. No puede ser una actividad donde cualquiera se adentra mar adentro y simplemente vacía la urna en el punto que quiera. No todas las zonas marítimas pueden recoger cenizas humanas. Por eso cada vez es más necesario optar por un servicio funerario que te ofrezca la embarcación, la ceremonia y todas las indicaciones para efectuar la despedida de manera legal. Hablamos con Salvador Coll, fundador de Cenimar, sobre su servicio, las problemáticas que se encuentra y sobre la afectación del Coronavirus en el desarrollo de su actividad.

 

Ecofunerales- ¿Cómo se está viendo afectada su actividad durante esta pandemia?

Salvador Coll- Nuestra actividad actualmente, está sometida también a las restricciones de estado de alarma que impiden la navegación en los puertos de Cataluñaa (salvo las navegaciones esenciales). Una cosa son las funerarias tradicionales (enterramientos, incineraciones) y el otro son nuestros servicios (especializados y con condicionantes diferentes, regulados por Capitanías Marítimas).

 

ECF- Empecemos por el principio. ¿Qué le motivó crear una empresa dedicada a celebrar rituales funerarios en el mar? ¿De qué sector venías?

SC– Me dedicada al alquiler de embarcaciones con y sin patrón. Algunas ocasiones, nos solicitaban el servicio de alquiler de embarcación para realizar navegaciones de una hora. Nos apercibimos que eran alquiladas para realizar estos actos funerarios y eso fue lo que nos motivó a gestionar un servicio legalmente establecido. Es importante dar ese servicio a las familias que lo necesitan.

ECF- Hablemos del entorno legal. 

SC– Las cenizas no se pueden depositar en lugares no autorizados. Al igual que a nadie se le ocurriría enterrar a un fallecido fuera de un cementerio, pues nosotros tampoco podemos depositar una urna o las cenizas fuera del cementerio. Es como si existiera un cementerio marino. Uno de los problemas que nos encontramos con las familias a menudo, es que nos solicitan esta ceremonia en otros lugares o zonas no autorizadas. Es típico el caso de una persona que veraneó en un municipio costero de la Costa Brava y que sus familiares quieren cumplir su última voluntad, esparcir las cenizas en ese lugar en concreto.

 ECF- ¿Qué problemática te encontraste cuando empezaste?

SC– Inicialmente, implicó un trabajo de información para saber qué organismo era el competente para solicitar la autorización correspondiente. Una vez averiguado el procedimiento: confeccionamos un proyecto, solicitamos unos estudios sobre las cosas que nos pedía la Administración, etc. y lo remitimos a la Sección de Costas del Departamento de Medio Ambiente de Madrid y luego comunicará la aprobación a Capitanía Marítima de Palamós, quien a su vez, nos autorizó a realizar ceremonias de esta índole bajo una serie de preceptos que debemos cumplir estrictamente.

ECF- ¿Crees que la Administración regulariza correctamente esta actividad así?

SC– El autorizar a una serie de empresas que han demostrado que son capaces de realizar estos actos con el control necesario y poseen todos los requisitos que en su día les demandaron, es una buena iniciativa, ya que es una manera de tener regulada la actividad. La gente que no se dirige a estas empresas, realizan estos actos sin control alguno. Por ejemplo, depositar urnas dudosas de su biodegradabilidad. Sin control alguno de los lugares donde se hace etc.

Las empresas que ofrecen estos servicios funerarios especiales, son las encargadas de verificar, controlar, asesorar y examinar el buen hacer en el procedimiento de depositar urnas biodegradables o el esparcimiento de cenizas al mar.

 Cenizas parc natural montgri ecofuneralesECF- Tu servicio se centra en una única zona: alrededor de las Illes Medas. ¿Por qué escoges este entorno? 

 SC– La zona que se autorizó está cerca del Parque Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter. Esta zona disponía de las características ideales cumpliendo con los requisitos requeridos por los organismos competentes. Y es que, por ejemplo, a 3 millas de distancia de la costa en la zona de Cap de Creus, las batimetrías eran superiores a 50 metros, con lo que las embarcaciones de arrastre podían faenar, punto incompatible con los requisitos de la autorización.

ECF- Tu actividad se encuentra cerca de una zona protegida como es el Parc Natural del Montgrí i las Illes Medes y la Administración debe proteger estos espacios. ¿Cómo lo haces entonces?

SC- La zona autorizada está cerca del Parque Natural, pero no invade sus límites. Se realizaron estudios biológicos para comprobar que no habitaban especies vulnerables o protegidas en sus fondos. Otra cosa es que el entorno es privilegiado. Ya que navegamos por el Parque Natural hasta llegar a la zona autorizada. De retorno a puerto, igualmente navegamos por las Islas Medes. Unos de los sitios más bellos de la Costa Brava y por extensión, de la costa catalana.

ECF- ¿En qué afecta exactamente las cenizas humanas a un ecosistema marino? 

SC- Sólo puedo referirme a los estudios que aportamos para solicitar la autorización. De ellos se desprende que mayoritariamente las cenizas humanas son calcio y partículas inocuas y no contaminantes para el medio ambiente. Esto está avalado por estudios científicos.  

ECF- ¿Cuántos funerales celebráis en un año? 

SC– La petición de servicios ha ido en aumento.  Estamos muy contentos con la concienciación e información que realiza MÉMORA Girona. Las ceremonias tienen una cierta estacionalidad o temporalidad. Hay épocas en el año que tenemos más solicitudes y otras que descienden, principalmente en épocas invernales y estivales. Las invernales debido al estado meteorológico y las estivales porque se realizan ilegalmente por medios particulares o de amistades (con embarcaciones de amigos de familias).

Actualmente Hemos tenido numerosas llamadas de familias desesperadas que no han podido hacer una ceremonia como debería por la despedida de su querido difunto. Me consta que las funerarias tradicionales han hecho todo lo posible para darles el mejor servicio. Aprovechando las tecnologías actuales de internet, registrando ceremonias, etc. Ahora bien, las familias piden una ceremonia más cariñosa, y con otras condiciones más óptimas para la despedida. Así que estamos actualmente aplazando nuestros servicios para cuando el control de la pandemia nos deje trabajar.  

ECF- ¿Has pensado en tu propia muerte y en tu funeral? 

SC- La verdad es que no he pensado mucho en ello… Lo que tengo claro es que no me apetece descomponerme en una caja de madera. Prefiero un buen funeral marino, siempre será recordado.

Por último, me gustaría decir que es preferible un servicio profesional, legalizado y controlado. Que facilita y verifica que todo el acto se realiza de acuerdo con la normativa vigente que prohibirlo. Ya que, de lo contrario, se realizarán (sin duda alguna) sin control alguno, en cualquier sitio e incumplimiento los mínimos medioambientales.

También te puede interesar...

Una iniciativa de

Terra Fundación
Fundación Tierra es una ONG ambiental independiente y sin ánimo de lucro, implicada en el cambio de hábitos. Desde 2005 divulga conocimiento sobre ecología funeraria, analiza el impacto ambiental del sector en España y desarrolla certificaciones ecológicas para productos funerarios.​
DKV Salud y bienestar
DKV es la única compañía que ofrece un seguro de decesos ecológico en España. Desde 2012 fomenta la innovación ambiental en el sector funerario, exigiendo a sus proveedores el cumplimiento de requisitos ambientales. También promueve la planificación del sepelio entre sus asegurados.