Principios para celebrar un ecofuneral

Repensando el funeral

Lo que atrae de un ecofuneral no es la oportunidad de ahorrar dinero, ni siquiera de reducir los tóxicos y residuos del funeral. Es saber que nuestro último acto puede ser muy significativo, puede sanar la tierra, sanar el alma y conectarnos a algo mucho más grande que un ataúd o una póliza de decesos. Es la experiencia en vida, es la vivencia consciente de nuestra última celebración.

La idea de crear un ecofuneral, un servicio funerario de mínimo impacto ambiental, nace de la creciente sensibilidad por disponer de soluciones que reduzcan los efectos negativos de nuestro estilo de vida en el ecosistema. En materia funeraria, esta sensibilidad puede traducirse en celebrar sepelios en instalaciones con gestión medioambiental certificada, en utilizar materiales que no destruyan los bosques –por tala incontrolada de madera para fabricar ataúdes-, en imprimir recordatorios en papel reciclado, en optar por un transporte sostenible o por hornos crematorios equipados con sistemas de filtración que reduzcan las emisiones contaminantes a la atmósfera. 

Un ecofuneral puede parecer una marca, pero su razón de ser no reside en el nombre, sino en la veracidad y en la posibilidad de dar un nuevo sentido a la propia muerte desde la sensibilidad ecológica.

Las bases para un ecofuneral

De la misma forma que la sociedad evoluciona, la cultura funeraria está experimentando una transformación incuestionable y cada vez son más las personas que rehúyen las celebraciones convencionales por considerarlas impersonales, poco naturales o poco reconfortantes. 

Los “9 Principios para la celebración de un ecofuneral” pretenden orientar la organización de ceremonias para que sean personalizadas, coherentes con la vida del difunto, a escala humana, emotivas y más distendidas. Celebraciones alejadas de toda altisonancia y que incorporen criterios de responsabilidad ecológica y social.

Los siguientes 9 Principios responden a criterios medioambientales que persiguen el uso racional de la energía y la reducción de emisiones contaminantes. También pretenden conservar la diversidad biológica y sus valores asociados, los recursos hídricos, los suelos y los ecosistemas, y los paisajes únicos y frágiles. Con el objetivo final de reducir la huella ecológica del sepelio, preservando las funciones biológicas y la integridad de los entornos donde se extraen las materias primas o se depositan los productos que intervienen en un ecofuneral.  

Estos 9 Principios para la celebración de un ecofuneral no solo persiguen cambiar la cultura funeraria a favor del medio ambiente, sino también fomentar un cambio de hábitos en la experiencia de los asistentes a un ecofuneral. Con el objetivo que las vivencias se enmarquen en un contexto de retorno a la naturaleza, con la profundidad simbólica que la propia muerte representa.

Los “9 Principios para la celebración de un ecofuneral” son una adaptación de los Principios de la Certificación SFE 07:02

9 Principios para la celebración de un ecofuneral

1. Principio de reducción de residuos

Para disminuir los residuos que se generan durante el funeral se pueden eliminar del presupuesto aquellos productos prescindibles que no son realmente necesarios para poder celebrar el servicio funerario. Bien sean impresiones de recordatorios, adornos en féretros o cintas florales de coronas.

También deberían evitarse los productos funerarios que no pueden reciclarse de forma directa porque están compuestos por una mezcla de materiales que dificultan su posterior separación. Es preferible optar por productos mono-material o de compuestos fácilmente separables en partes reciclables.

Por lo que a durabilidad se refiere, los productos de un ecofuneral deberían incorporar los requisitos de resistencia, seguridad y estabilidad de las normativas europea e internacional (ISO e UNE).

 

2. Principio de reducción de componentes artificiales no biodegradables

En un ecofuneral debería optarse por incorporar una mayor proporción de productos naturales evitando, siempre que sea posible, aquellos materiales de síntesis artificial (que no fabrica la naturaleza). Los materiales deberían provenir de recursos naturales renovables, -como la madera-, o de recursos minerales disponibles en la naturaleza de forma ilimitada o no restringida, -como la arena.

Ampliando el anterior Principio de reducción de residuos, éste persigue la reducción, -hasta su completa eliminación cuando sea posible-, de aquellos componentes de síntesis artificial, difícilmente biodegradables en condiciones naturales y potencialmente tóxicos para la salud humana y para el medio ambiente.

 

3. Principio de incorporación de productos de proximidad

La producción de proximidad, -también conocida como “de kilómetro cero”-, se aplica habitualmente a productos agroalimentarios, pero no hay ninguna razón para no extender también esta condición a las materias primas que componen los productos funerarios en un ecofuneral. Con la aplicación de este Principio se pretende reducir las emisiones asociadas al transporte, a la conservación y a la necesidad de embalaje, de modo que su huella ecológica pueda ser inferior a productos que provengan de orígenes más lejanos. Por ejemplo, puede optarse por féretros de madera gallega o catalana, en lugar de madera tropical, y por flores de temporada en lugar de rosas de importación.

 

4. Principio de reducción de productos químicos tóxicos

Este Principio pretende limitar el uso de sustancias peligrosas para el medio ambiente y para la salud que pudieran estar presentes durante el servicio funerario. Los productos que intervienen en un ecofuneral deben evitar contener o incorporar en su proceso de fabricación productos que contengan sustancias o preparados clasificados como peligrosos (por el Reglamento CE 1272/2008 y sus modificaciones y ampliaciones posteriores). Por ejemplo, reducir el uso de productos que contengan sustancias con efectos cancerígenos en procesos de tanatopraxia, o evitar la espuma floral en los ornamentos vegetales. 

 

5. Principio de reducción del consumo de energía no renovable

El modelo energético basado en un uso masivo de combustibles fósiles y energía nuclear está produciendo daños irreparables al medio ambiente y aumentando el riesgo de catástrofes climáticas. La combustión de los recursos fósiles es el causante de problemas locales y planetarios, como el calentamiento global. Una sociedad sensata emplearía el mínimo de energía posible para conseguir la máxima satisfacción en cualquier servicio que consuma. 

Las energías procedentes de fuentes renovables constituyen la única fuente de energía que, por su carácter autónomo e inagotable y su disponibilidad en distintas fuentes sin graves impactos negativos sobre la naturaleza, puede garantizar un suministro energético sostenible. Por ello, las instalaciones que albergan servicios ecofuneral deberían abandonar progresivamente la dependencia de los combustibles fósiles, mediante un uso más eficiente de la energía que consumen y la incorporación de tecnologías de energía renovable para reducir la dependencia energética del exterior, las emisiones contaminantes a la atmósfera y mejorar la intensidad energética. 

 

6. Principio de incorporación de materiales naturales certificados

Los instrumentos de certificación ambiental independiente son mecanismo de conciliación entre la voluntad de proteger el medio ambiente y el desarrollo industrial. Facilitan que una empresa pueda optar voluntariamente a cumplir con los requisitos de un sistema de certificación o de una etiqueta ecológica. Más allá de cumplir con la normativa medioambiental vigente, incorporar productos o materiales con certificado ecológico permite que las empresas reduzcan los efectos nocivos que su actividad pueda generar en el entorno.

Para los productos y servicios que intervienen en un ecofuneral se debería priorizar el uso de materiales de origen natural que ostenten una certificación ambiental verificada por un auditor independiente (sello FSC, PEFC, ISO 14001, ISO 50001, SFE 07:02, EU EcoLabel, EcoTerra Label, etc.). No todas las certificaciones ambientales resultan creíbles, -sólo aquéllas nacional e internacionalmente reputadas y que estén auditadas de forma independiente.

 

7. Principio de reducción de emisiones contaminantes

La contaminación atmosférica es un problema de alcance tanto local como planetario que sólo en Europa causó la muerte prematura a cerca de 420.000 ciudadanos europeos en el año 2010 (Cleaner Air for All, EU Commission, 2012.). En particular, la materia particulada (PM), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono (O3) troposférico son los tres contaminantes que más afectan a la salud humana. Los efectos que producen las exposiciones a estos contaminantes abarcan desde afecciones del sistema cardiovascular y respiratorio hasta la muerte prematura. La contaminación atmosférica también es lesiva para el medio ambiente, dañando la agricultura y generando la acidificación y la eutrofización de ecosistemas.

Este Principio de reducción de emisiones contaminantes en un ecofuneral se enfoca principalmente a los servicios de transporte asociados, ya sean de transporte del féretro, del difunto o de los acompañantes al lugar del sepelio. Lógicamente, a menor cantidad de vehículos de combustión desplazándose, menor cantidad de emisiones se generarán. Pero este Principio también hace referencia a los dispositivos de eficiencia en la incineración y control de emisiones presentes en los crematorios. 

 

8. Principio de simplicidad

Relacionado con la lógica de la austeridad, el concepto de simplicidad que se promueve en un ecofuneral pretende evitar aquellos servicios y productos funerarios superfluos. Se trata de evitar el desperdicio, el derroche y la extravagancia, evitando productos y servicios accesorios, con el objetivo de poder dedicar nuestra atención sólo a aquello significativo y emotivo  para los asistentes a un ecofuneral. Incorporar la simplicidad no está reñido con celebrar un servicio funerario que puede ser tan bello y emotivo como cualquier otro. 

Este Principio pone especial acento en una visión moderada en el uso de adornos o decoración superflua. Aunque incorporar la simplicidad en un ecofuneral no implica necesariamente un ahorro económico; sólo persigue un uso racional y coherente de los recursos, y está íntimamente relacionado con el primer Principio de reducción de residuos.

 

9. Principio de experiencia

En un ecofuneral se promueve el valor de la experiencia entre los asistentes desde un enfoque vivencial. Se conciba o no la muerte como un momento trascendente desde la óptica íntima o religiosa, un ecofuneral debería velar por priorizar las experiencias personales en el plano emocional de sus participantes, persiguiendo la idea de un funeral sentido. Esquivando las vivencias distantes o superficiales, un ecofuneral pretende, en último término, incorporar el valor de la experiencia durante el transcurso del sepelio.

Así, en un ecofuneral se fomentarían las opciones para compartir tiempo y espacio entre los asistentes, y se facilitarían formas de relacionarse con el duelo que sean libremente personalizables. La empresa funeraria priorizaría la flexibilidad en la prestación de su servicio, permitiendo la intervención y la participación de los asistentes durante el servicio, para facilitar la experiencia del duelo, desde el sentimiento de comunidad y de la visión de la muerte como una parte natural de la vida.

9 Principios para la celebración de un ecofuneral

Descarga el texto completo publicado por Fundación Tierra. El texto anterior es un extracto divulgativo de los “9 Principios para la celebración de un ecofuneral”.

Fundación Tierra, pionera de la ecología funeraria en España

Fundación Tierra es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la sensibilización ambiental y a la promoción de la ecología práctica. En el año 2005 realizó un estudio sobre las posibilidades de ambientalización de los funerales en España. Ésta fue la primera iniciativa que analizó el sector funerario desde la perspectiva ambiental en el país.
 

► Descargar revista Perspectiva Ambiental - Ecofunerales (2005)

 

Actualmente, Fundación Tierra trabaja para divulgar conocimientso sobre prácticas funerarias ecológicas y ofrecer unos estándares que permitan avalar los productos y servicios funerarios que sean respetuosos con el medio ambiente. La Certificación SFE 07:02 y el sello EcoTerra Label, son una muestra del rigor de su planteamiento. Actualmente, la certificacion SFE 07:02 no está operativa. Bajo demanda, la Fundación Tierra aporta la asistencia técnica así como la formación permanente para las certificaciones a las empresas interesadas, así como para entidades colaboradoras.

 

► Para más información sobre los proyectos desarrollados por Fundación Tierra, visita: www.fundaciontierra.es o www.fundacioterra.cat

Compartir :